LA IMPORTANCIA DE INVERTIR EN HÁBITAT SOSTENIBLES E INCLUSIVOS – Banca Ética

LA IMPORTANCIA DE INVERTIR EN HÁBITAT SOSTENIBLES E INCLUSIVOS

En materia habitacional, el país presenta un déficit de 390 mil viviendas en términos cuantitativos, cifra que se eleva a un millón 300 mil cuando hablamos de lo cualitativo, aspecto que tiene que ver con cuestiones como la materialidad, el hacinamiento o el entorno.

Por esa razón es que resulta imprescindible destinar recursos en esta área, toda vez que impacta directamente en la calidad de vida de las personas. Y que además hay una política pública para paliar ese déficit.

“Nosotros creemos desde la estrategia, de Doble Impacto, que el lugar en que las personas viven determina las capacidades que esa persona es capaz de generar y desarrollar en su vida. Entonces, una persona que vive en un territorio que no cuenta con servicios, sin accesibilidad, donde no tienen acceso a agua potable, donde la calidad de la vivienda es mala, donde no hay espacios públicos que permitan generar vida en comunidad, va a limitar su desarrollo. Por lo tanto, creemos que debemos tratar de contribuir a mejorar ese contexto para que las personas accedan a iguales oportunidades”, expone Alejandra Jaurés, responsable del área de Desarrollo e Inclusión Social en Doble Impacto.

La profesional explica entonces que la inversión en hábitat sostenibles e inclusivos no sólo genera valor inmediato para quienes se ven beneficiados directamente por un proyecto de infraestructura u otro, para el cual Doble Impacto otorga el financiamiento, sino que además genera un rentabilidad económica y permite un desarrollo sostenible en los territorios donde éstos se ejecutan.

Actualmente, los proyectos tienen una rentabilidad económica en el corto plazo para los inversionistas. “Son proyectos asociados a estados de pago que el cliente recibe a medida que el proyecto se va desarrollando y que en promedio tienen un periodo de ejecución de seis meses”, dice.

Para Doble Impacto resulta fundamental el desarrollo de todas las regiones del país, considerando que todas tienen una realidad territorial distinta, con necesidades dispares y que deben ser consideradas por los proyectos a financiar, añade Jaurés.

La abogada recuerda que Doble Impacto ha financiado proyectos de hábitat sustentables desde la cuarta a la octava región. “Coincide con los lugares en donde hay mayores déficits y hay mayor demanda”, apunta.

 

IMPACTO INNMEDIATO

Para las personas beneficiadas por la ejecución de estos proyectos, agrega Jaurés, se trata de resultados inmediatos al término de éstos, pues se traducen en una mejora concreta en la calidad de vida, disminuyendo muchas veces condiciones de hacinamiento, que contribuyen a agudizar otros problemas sociales asociados a la violencia, la salud, la educación de los niños, entre otros tantos.