LA MOTIVACIÓN POR INVERTIR CON IMPACTO – Banca Ética

LA MOTIVACIÓN POR INVERTIR CON IMPACTO

Ingrid Bustos tiene 40 años y proviene de la banca. De hecho, trabaja en esta industria. Desde hace un tiempo invierte con Doble Impacto. Dice que le hace sentido, que es más justo, que es necesario. Que lo recomienda. Que su experiencia ha sido excelente. Acá su testimonio.

¿Cómo te enteraste de Doble Impacto, cómo llegaste?

-La verdad es que más que de Doble Impacto, yo empecé conociendo lo que era la banca ética, Triodos. Y desde ese minuto sabía que algo venía, que algo se estaba gestando. Además vi una entrevista a Joan Melé y la encontré genial.

Te enteras del proyecto, me imagino que profundizas en el hecho, y luego decides ser inversionista. ¿Cuánto tiempo acontece entremedio?

-Fue rápido, aunque sí necesitaba conocer el proyecto. Fueron dos personas a mostrarme el proyecto a mi casa. Yo quería saber de qué se trataba, cómo hacían el análisis de riesgo, y entonces dije: ‘esto es y aquí quiero invertir’. Me motivé desde el momento en que me contaron de qué se trataba Doble Impacto.

¿Por qué invertir a través de Doble Impacto y no llevar tu plata a fondos mutuos, APV, acciones en la bolsa…?

-La verdad es que no tengo todos los huevos en el mismo canasto. La verdad es que tengo fondos mutuos, tengo depósitos a plazo, tengo mi APV, y además invierto con Doble Impacto. ¿Y por qué tomé la decisión de invertir con Doble Impacto? el motivo principal, lo que me movió a hacerlo, es que conozco, sé dónde se invierte mi plata, sé que ese fin es algo que va a ayudar a alguien que está emprendiendo o que quiere ampliar su negocio. Y qué mejor que ser un granito de arena para eso. Porque si bien, claro, es una ayuda que tiene una retribución, veámoslo así, un retorno y todo, pero finalmente le da sentido; o sea, invierto con sentido.

¿Cuál es el sentido que le ves?

-Algo mucho más justo. Yo siento que acá se le pone como una cuota social a todo. Algo distinto, es como un plus adicional.

De las tres áreas de inversión, Educación y Cultura, Desarrollo e Inclusión Social y Medio Ambiente, ¿tienes alguna de tu preferencia, te fijas en alguna de esas tres al momento de invertir?

-Las veces que he invertido yo leo la historia de la empresa. Siempre hay una reseña. La primera vez que invertí lo hice en una empresa cuyos productos consumo. Al leer que era una empresa familiar, te da esa cuota como de calorcito, de saber que se trata de un gran esfuerzo. Lo primero que invertí fue entonces en eso y lo hice con mucho orgullo.

Pero, más allá de eso, ¿hay alguna de estas áreas que te llamen la atención. O te mueves siempre en la lógica de revisar la historia de las empresas?

-La verdad es que no tengo algo específico. Es más que todo hacer surgir esas ideas que nacen como muy familiares. Ahora, también miro el plazo del retorno para acomodarlo según mi realidad del momento.

En términos generales, ¿cómo ha sido la experiencia de invertir con Doble Impacto? Esto desde lo más abstracto, como pudiera ser poner la plata, hasta impactar en una de las áreas definidas como clave.

-Ha sido excelente desde que los contacté. La experiencia de cliente es muy buena. Te indican bien lo que hacen, el paso a paso. Porque es algo distinto a lo que uno hace, por ejemplo, en un fondo mutuo, en donde es super frío: ‘Pincho, quiero invertir en esto’.  O un depósito a plazo: ‘hago la simulación, me acomoda y lo tomo’. En cambio acá hay una dirección distinta también. El cómo, el cuándo.

¿Eso es importante para ti. El cómo, el cuándo?

-Por supuesto, desde lo que es poner la plata, invertir, hacer la transferencia, hasta que tienes las ganas, pones la plata y ya eres un inversionista de ellos. Además, el retorno también ha sido exacto.

Siento que existe un compromiso de tres partes y que se cumple a cabalidad. El inversionista, la empresa a la cual estás financiando y Doble Impacto como el gestor. Siento que los tres tienen una responsabilidad importante y se cumple así. Mi experiencia ha sido excelente en todas las empresas en las que he invertido.

Tú que trabajas en la banca, ¿recomiendas invertir con Doble Impacto?

-Lo recomiendo ciento por ciento, por lo que te decía, porque vas un paso más allá, no es solamente ‘invierto mi plata, tengo mi retorno’, es ‘invierto mi plata, ayudo, apoyo a este proyecto y además, por añadidura, tengo un retorno’.

En tu opinión, ¿cuán necesario entonces es que exista un banco con lineamiento ético. Que a la industria entre un actor de esta naturaleza?

-Creo que para los tiempos que estamos viviendo es muy necesario que se instale un banco con esa mirada .

¿Se puede conseguir de esa manera que la banca, en general, mire hacia otro lugar?

-El hecho de que se ponga en marcha el banco va a ser que el resto mire. Independiente del tamaño del banco. No lo van a obviar.

¿Le has contado a otras personas sobre esto, sobre la posibilidad de formar parte de esta red de inversionistas con conciencia?

-Lo he compartido con distintas personas. Unas vibran y gozan al saber que existe un grupo de personas trabajando por un Chile más justo, más humano; pero otras se muestran incrédulas. Falta más boca a boca y embajadores de influencia para que esto sea un boom. Sólo falta un empujoncito más.